Viewing Room Main Site

A veces las cosas funcionan por las razones equivocadas

Darío Escobar

Sobre Construcciones geométricas y modulares de Darío Escobar, 2012-2020

La serie Construcciones geométricas de Darío Escobar puede ser vista como un conjunto de piezas que se centra, en gran medida, en una investigación sobre la pintura. Iniciada en el 2012, estos trabajos examinan la abstracción geométrica de la segunda mitad del siglo XX utilizando como punto de partida las cajas de los camiones de redilas, como se les conoce comúnmente a este tipo de vehículos. Estos armazones tienden a ser pintados de distintas maneras, en ocasiones con diseños lineales a manera de bandas de color. Este tipo de decoración, que da cierta especificidad a un transporte de carga de producción industrial, es común en distintos países de América Latina - como Guatemala y México. Con sus bandas cromáticas claramente delimitadas y con energéticos diseños que juegan con líneas horizontales y diagonales, estas cajas pintadas resuenan con un tipo de abstracción geométrica que, en un plano internacional, contó con una pronunciada visibilidad a partir de los años cincuenta, aunque su origen se ubique en la primera mitad del siglo pasado.

Teniendo en mente esta abstracción geométrica histórica, en primer lugar, el término construcción en el título de la serie de Escobar se podría vincular con la noción de estructura popular entre varios artistas, alrededor del mundo, durante los años cincuenta y sesenta. En lo relativo a la pintura, Frank Stella fue uno de los precursores de dicho término, reflejado en sus lienzos irregulares o de producción industrial. Desde inicios de los años cincuenta, Stella se embarcó en este tipo de exploración formal, centrada en lo que él llamó la estructura y en oposición al lienzo tradicional. El artista veía en esto un proceso de producción de la superficie que podía tanto avanzar sus investigaciones en el campo de lo pictórico como referirse al mundo material de las cosas. La serie V (1964-1965) es emblemática de esto: por un lado su radical originalidad llevó la práctica pictórica a un diálogo más estrecho con lo tridimensional y la espacialidad mientras que los diseños de las piezas se asociaban con referentes concretos, como podía ser la forma de una letra (1).

 

 

Viewing Room VoW

Darío Escobar 

Construcción modular No. 28, 2021

Madera, pigmentos y metal

115 x 161 x 10 cm

Única

 

VENDIDA

 

 

Darío Escobar 

Construcción modular No. 28, 2021

Madera, pigmentos y metal

115 x 161 x 10 cm

Única

 

VENDIDA

 

 

View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 25, 2020

Madera, pigmentos y metal

182.50 x 203 x 10 cm

Única

 

VENDIDA

Darío Escobar

Construcción modular No. 25, 2020

Madera, pigmentos y metal

182.50 x 203 x 10 cm

Única

 

VENDIDA

View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 26, 2020

Madera, pigmentos y metal

182.50 x 203 x 10 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción modular No. 26, 2020

Madera, pigmentos y metal

182.50 x 203 x 10 cm

Única

 

View on Wall

Las Construcciones geométricas de Escobar pueden ser vistas también bajo el concepto de estructura. En prácticamente todas las piezas pertenecientes a la serie no se emplearon puertas reales de los camiones de redilas, o parte de sus cajas, sino que las superficies se construyeron, como estructuras, siguiendo sus principios. Sin duda, son evocativas de un referente especifico (una “cosa pintada” como diría Stella) pero también complejizan las soluciones pictóricas que cada obra presenta. El plural en soluciones merece ser anotado. Al emplear el sistema de bisagras presente en los armazones de los camiones, el artista logra una pieza cambiante, que se transforma y se puede configurar de distintas maneras. Construcción geométrica No. 5 (2014), por ejemplo, es una obra de grandes dimensiones que cuenta con varios módulos abatibles. Al abrirlos y cerrarlos, moverlos, el diseño geométrico sobre las superficies se va transformando. En momentos, pareciera que el movimiento sugiere el contorno de un paisaje, como el trazado mediante cortes en bates de beisbol en Noctural Landscape (2009), solo que en constante cambio - un paisaje renuente al estatismo. En Construcción geométrica No. 6 (2014), el juego de superficies y bisagras hace que, al manipularse, un triángulo de color rojo se desdoble en su forma inversa. El dinamismo implícito en los diseños geométricos y lineales sobre las piezas se enfatiza con estos elementos manipulables y su constante transformación.  

Este principio de transformación y cambio presente en varias obras de la serie Construcciones geométricas rebasa la noción de estructura presente en la pintura de Stella. Si bien la investigación de la pintura es central en esta serie de Escobar, sus intereses no sólo se limitan a este campo. Concebidas como estructuras transformables o modificables y, por lo mismo, pensadas para la interacción física con una audiencia o público, las Construcciones geométricas también reflexionan en otro tipo de práctica artística de los años cincuenta y sesenta: objetos y esculturas manipulables. Como se sabe, en América Latina artistas como Lygia Clark, Jesús Rafael Soto o Julio Le Parc efectuaron este tipo de trabajos que, por un lado, buscaban desestabilizar ciertas concepciones tradicionales alrededor de la obra de arte mientras que, simultáneamente, apelaban a una nueva relación con el espectador, más activa y de mayor incidencia en la vida cotidiana. Como Alma Ruiz ha puntualizado, desde el 2009 el trabajo de Escobar ha manifestado un creciente interés por este tipo de cuestiones que buscan complejizar la relación entre el espectador y la obra de arte dentro de una situación espacial determinada (2).

 

 

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción geométrica No. 15, 2020

Madera, pigmentos y metal

180 x 312 x 121 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción geométrica No. 15, 2020

Madera, pigmentos y metal

180 x 312 x 121 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Más allá del tema de la estructura, esta serie de Darío Escobar también se podría relacionar con otros aspectos de las soluciones pictóricas presentes en algunas piezas de Stella realizadas durante las décadas mencionadas: el uso de pinturas industriales para su factura, el énfasis en el dinamismo de las diagonales, el empleo de una paleta vibrante o “agresiva” así como la idea de que lo objetual no equivale a algo estático. En relación a lo pictórico, otra referente clave para discutir Construcciones geométricas es Margarita Azurdia. Esta sobresaliente artista multidisciplinaria de Guatemala realizó durante los años sesenta su serie Abstracciones geométricas bajo una solución de bandas y campos de color bien delimitados. Su trabajo podría vincularse con la serie Marruecos (1964-1965) de Stella y así apuntar a la abstracción geométrica como un estilo, si no internacional, de alcance continental, conceptualizado de diferentes formas y buscando fines distintos. Así como la serie de Stella parte de una reflexión de los mosaicos árabes, Abstracciones geométricas se aproxima a los textiles mayas mediante “formas-colores”: un preciso orden estructural y cromático que hace que la pintura vibre (3). De esta manera la artista reconciliaba, en esta serie de los sesenta, la abstracción geométrica con el arte perceptual también común durante esos años. El rombo, como figura regular, es preponderante en esta serie de la artista. Al incluir este cuadrilátero en su trabajo, como sucede en Construcción geométrica No. 2 (2012), Escobar parece reconocer el legado formal de Azurdia y la manera en la que logró vincularlo en discusiones de alcance internacional (4).

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 33, 2020

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción modular No. 33, 2020

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 30, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

VENDIDA

Darío Escobar

Construcción modular No. 30, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

VENDIDA

View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 31, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción modular No. 31, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Artistas como Azurdia en Guatemala, Mathias Goeritz o Eduardo Terrazas en México, revisitaron el arte originario, tradicional o indígena bajo una consciencia estética moderna, con el fin de producir obras que actualizaran algunos de sus principios formales mediante soluciones perceptuales, cinéticas o dentro del campo de la abstracción geométrica. La investigación de referentes locales en las obras de Escobar es de otra índole. En su caso, lo que parece interesar y subrayar es la presencia de un sentido estético amplio, compartido y que parece expresarse de manera más o menos intuitiva, o poco escolarizada, en el tipo de diseño que se ejecuta sobre las cajas de redilas así como sobre un sinfín de otras superficies materiales y objetos cotidianos, como pueden ser fachadas de casas, a lo largo de América Latina. Esta cuestión se presta a la especulación. Es posible que la ubicuidad y reiteración de estas formas y soluciones geométricas puedan referirse a la supervivencia y actualidad de ciertos arquetipos simbólicos, que se encuentran de manera más definida y conservan significados más claros en el tipo de textiles que inspiraron la obra de artistas como Azurdia o Goeritz en el siglo XX. No obstante, en la actualidad parece que se encuentran en otros registros, de la más diversa índole, y su sentido original se ha transformado. Se podría considerar que esta condición se ha nutrido de una cultura visual de masas compartida que ha estado en operación por muchas décadas. Así, por ejemplo, la figura del rombo se puede modificar extendiendo la longitud de un par de sus lados, rompiendo su regularidad. Su nueva apariencia puede remitir más a un diamante, con un diseño que lo distingue como tal y que cuenta con sus propios significados. A través de esta investigación, Escobar presenta una propuesta de abstracción geométrica que se origina en la atención a una práctica no-especializada, en contraste a los procesos fuertemente racionalizados que, por lo general, definen mucho del legado intelectual de este tipo de pintura en Europa y Estados Unidos a lo largo del siglo XX. Como el artista menciona, “una abstracción que inicia de la intuición y no como una respuesta fuertemente intelectualizada”.[1] Con esto, al mismo tiempo, lanza un cuestionamiento sobre qué tipo de soluciones se reconocen o se han legitimado, institucionalmente, como formas válidas de abstracción geométrica y cuáles no.     

El proyecto A veces las cosas funcionan por las razones equivocadas, presenta un par de piezas pertenecientes a Construcciones geométricas y varios ejemplos de la serie Construcciones modulares, iniciada en el 2016. Esta serie más reciente se distingue de la primera en su articulación por medio de módulos, como es sugerido en su título. Mientras que en Construcciones modulares hay unidad en la estructura, las piezas de Construcciones modulares se componen de distintas partes, dos o más módulos. Este tipo de ensamble puede enfatizar la irregularidad de las obras, como sucede con Construcción modular No. 26 (2019) – otro trabajo que puede evocar la producción de Azurdia. Esta irregularidad del “lienzo”, por así decirlo, se vuelve a relacionar con el trabajo de Stella. Su construcción a partir de módulos también recuerda el pronunciado interés del artista norteamericano por lograr una nueva relación, radical, entre la pintura y la arquitectura.[2] Sin duda, Escobar ha utilizado varias de las Construcciones modulares que se presentan en esta exposición para ahondar en intereses pictóricos y, así, situar este proyecto como uno dedicado de manera decidida a la pintura. Prueba de esto son un par de trabajos que acercan las formas geométricas al terreno del monocromo: Construcción modular No. XX y, principalmente, la pieza número XX.

Viewing Room VoW

Darío Escobar

 

Construcción modular No. 29, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

 

Construcción modular No. 29, 2021

Madera, pigmentos y metal

70.50 x 90 x 8 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar
Construcción modular No. 32, 2021

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar
Construcción modular No. 32, 2021

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall


 

Escobar también incluye en este proyecto un par de piezas, Construcción geométrica No. 17 y Construcción geométrica No. 18 (2021), que se distinguen de manera sustancial al resto de las dos series discutidas en el sentido de que representan un (doble) regreso al objeto. En primer lugar, un regreso a la producción temprana del artista centrada en la producción de objetos de aspecto cotidiano. En la práctica de Escobar, el objeto apropiado o encontrado es casi inexistente. Construcción geométrica No. 17 y 18 no eran parte de la caja de un camión de redilas, con cierta historia, marcas o rasgos materiales, pero sí se relacionan a este referente de manera concreta. Prácticamente, podrían ser funcionales sobre un vehículo. Son la evidencia del interés de Escobar en la vida cotidiana, sus objetos o eventos estéticos y el papel medular que juegan en la definición de su obra. En este caso son la muestra del punto de partida de las series que se presentan. Este par de piezas refuerzan lo dicho por Rosina Cazalli sobre la relación del artista con el mundo de las cosas: “su quid es reconocerles en su cotidianidad y en su capacidad de proponer ordenes nuevos de utilización” (7). Por otro lado, este regreso al objeto también se manifiesta, a través de Construcción geométrica No. 18, en la incorporación de una obra de carácter escultórico a dicha serie. Esta pieza tridimensional, no obstante, es indisoluble de la pintura. No solo es escultura sino también especie de mural transportable o, como se diría en la jerga moderna, escultopintura. El diálogo que establece con las soluciones pictóricas presentes en algunas obras de Construcciones geométricas y modulares no se limita a la aplicación de un diseño sobre las superficies de la escultura. También se presenta en términos formales. Construcción geométrica No. 18 reitera el interés del artista en la presencia de la diagonal y los desfases y cómo marcan quiebres, enfatizan irregularidad y evocan dinamismo.

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción modular No. 34, 2021

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción modular No. 34, 2021

Madera, pigmentos y metal

90 x 70.50 x 8 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar

Construcción geométrica No. 18, 2021

Madera, pigmentos y metal

180 x 500 x 121 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar

Construcción geométrica No. 18, 2021

Madera, pigmentos y metal

180 x 500 x 121 cm

Única

 

Solicitar información

Viewing Room VoW

Darío Escobar
Construcción geométrica No. 17, 2021

Madera, pigmentos y metal

180 x 180 x 10 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar
Construcción geométrica No. 17, 2021

Madera, pigmentos y metal

180 x 180 x 10 cm

Única

 

Solicitar información View on Wall

Viewing Room VoW

Darío Escobar
Crash XXI, 2021

Hierro y acero cromado

154 x 41 x 53 cm

Única

 

Solicitar información

Darío Escobar
Crash XXI, 2021

Hierro y acero cromado

154 x 41 x 53 cm

Única

 

Solicitar información

Finalmente, como parte de A veces las cosas funcionan por las razones equivocadas, se decidió incluir una pieza de la serie Crash (iniciada en el 2009) que consiste en defensas de automóviles chocados que son cromadas por el artista. Esta aplicación puede ubicar a esta serie, hasta cierto punto, en el terreno de lo pictórico aunque se trate claramente de un conjunto de objetos tridimensionales, con un fin escultórico. Estas partes automotrices dañadas son la excepción del objeto encontrado en la producción de Escobar. No obstante, su nueva superficie en cromo los transforma, los hace ver nuevos y resplandecientes. La historia particular de cada pieza se difumina hasta cierto punto. Crash XXI (2019) se colocó en el área de la recepción junto a dos Construcciones modulares, específicamente el par que cuenta con una solución que se acerca más a una superficie monocromática, con cuadros amplios y regulares de color negro. Sin buscar incidir de lleno en el conjunto de la exposición que se encuentra en el espacio propiamente de la galería, el encuentro de la escultura cromada con el par de pinturas permite entablar ciertas conexiones entre estas dos series de Escobar que, en apariencia, resultan diametralmente distintas. Además de las consideraciones pictóricas que han sido señaladas, se debe mencionar el interés del artista desde inicios de su carrera en los flujos globales de objetos, bienes culturales o imágenes. En este sentido, las piezas en cuestión aluden a dos momentos dentro de un circuito circulación. Por un lado, uno que se relaciona con el movimiento y constante desplazamiento de un sinnúmero de mercancías (que viajan en este tipo de camiones) y otro que representa las imprevisibles fallas, los eventos y accidentes que permiten recordar la fragilidad de estructuras que, por lo general, se perciben como infalibles e inexorables.      

 

Daniel Garza-Usabiaga—

Crítico de arte y curador 

 

 

Notas al pie:

1. Michael Auping, “The Phenomenology of Frank / “”Materiality and Gesture Make Space”. En Auping (ed.) Frank Stella. A Retrospective, New Heaven: Yale University Press, 2015, pp. 18-22

2. Alma Ruíz, “Donde la material se une al mito”. En Rosa Olivares (ed.) Darío Escobar. Ensayos dispersos. Madrid, EXIT, 2019. p. 97-98

3. Margarita Azurdia utiliza el término “formas-colores” en el texto del catálogo de su obra para la X Bienal de Sao Paolo, firmado como Margot Fanjul: “Margot Fanjul – Guatemala, átomo, tríptico, tótem, persona, lotus” (1969). Impreso en Margarita Azurdia. Todo es una. Guatemala: Milagro de amor, 2020. p 28 https://issuu.com/ximenachapero/docs/margarita_azurdia

4. Alma Ruíz, “Entrevista con Darío Escobar”. En Darío Escobar. Ensayos dispersos  p. 114

5. Laura A. L. Wellen, “Incorrect Grammar. Conversations with Darío Escobar”. En Dario escobar. The Life of the Object, Seattle: Lucia / Marquand, 2017, p., 158

6. En una serie sin titular más reciente, iniciada en el 2018, Escobar avanza de manera pronunciada esta investigación entre pintura, arquitectura y situación espacial.

7. Rosina Cazali, “Fin´amors, por los objetos”, En Darío Escobar. Ensayos dispersos  p. 31